Decoración

¿Cómo está la salud de tu hogar? La calidad del aire interior

La calidad del aire interior

Cuidar del aire que respiramos y de la ventilación de nuestros hogares es algo esencial. La pandemia Covid, es sólo una entre las miles de razones por las cuales prestar atención al aire que respiramos en el interior de nuestros hogares es importantísimo. Otras de ellas es la contaminación del aire interior.

¿Qué es la contaminación del aire interior?

. PodSegún la European Lung Fundation, la contaminación del aire interior es el término utilizado para describir la exposición a ciertas sustancias que se encuentran en viviendas, colegios, transporte, estaciones de metro y otros espacios similares. Se han detectado más de 900 compuestos en el aire del interior de los espacios, y algunos contaminantes pueden estar de 2 a 5 veces más concentrados en el interior que en el exterior de los edificios y diferentes espacios. Podéis ampliar esta información también, en la página web de la comisión europea.

¿De qué contaminantes estamos hablando y qué efectos tienen sobre la salud?

Estos contaminantes están relacionados con la actividad humana (tabaco, combustibles para calefacción y cocinas y materiales de limpieza), con los edificios en sí (su eficiencia energética, una deficiente ventilación o un nivel de humedad inadecuado, el mobiliario y los materiales de construcción) y con alérgenos relacionados con las mascotas, las plantas, el polvo y la humedad.
Algunos de los efectos pueden ser el incremento de asmas y sibilancias, infecciones pulmonares bronquitis crónica, EPOC, dificultades respiratorias y hasta enfermedades severas como el cáncer.

¿Qué medidas podemos tomar para mejorar la calidad del aire en espacios interiores?

– Mejorar la ventilación en viviendas, escuelas y edificios públicos
– Usar sistemas de calefacción no contaminantes
– Uso de sistemas de limpieza de aire o purificadores
– Evitar fumar en espacios cerrados
– Educación acerca de los alérgenos
– Si es el caso, cambiar cocinas de madera por otras más eficientes, con menos contaminación.

Una buena idea es adoptar un enfoque verde – ecológico o enfocado a la salud desde el inicio de la construcción de un espacio,  en la fase de diseño y selección de materiales.